miércoles, 15 de noviembre de 2017

A un paso de la gloria...

Y así fue, una noche después de tantos martes esperando por volver a jugar, el equipo monocromático de Floresta arrancó con el pie derecho la serie de 3 que llevará el último ascenso a la máxima categoría del Maxibasket Porteño.
La visita, muy dura, áspera, buscando siempre confrontar más que jugar. Desleal por momentos y bien por los árbitros que supieron poner la pausa a tiempo para que no se fueran de partido los locales.

Primer cuarto en el que Miraldi pone en cancha a las torres gemelas al regresado Hernan "Clay" Villegas, el crédito de Villa Santa Rita, Diego Amore y a Diego Dimarco.
Equipo fuerte para tratar de ganar el primer cuarto y marcar una tendencia de cara al resto del partido.
La visita, Altube, venía de una gran serie con el Cuco de la B, Moron. Por lo que era promesa de un gran encuentro y un marco especialmente particular gracias a la llegada de varios fanáticos locales y familiares de los jugadores que daban una pisca de condimentos especiales para esta salsa.
Todo listo, era hora de bailar...

EL Albo saco distancia en el primer chico gracias a la contundencia de sus tiradores y sobre todo la fuerza interna de mano de Carbone que se convertiría en el goleador del equipo dando muestras de sus dotes individuales una vez más. - Bienvenido otra vez, te extrañabamos - final 19 a 8.
Segundo cuarto donde el local no sufrió y pudo dejar parejas las acciones de la mano del ingresado Milani, quien no había visto participación durante el certamen por jugar en el +43 pero inscripto en el +35 vino a dar una mano y vaya que lo hizo. Acompañado por el siempre presente Abadia lograron un final 29 a 20.

Tercer cuarto y el local sale decidido a quebrar el pleito, como dijimos el juego áspero, pasó a ser varias veces desleal en busca la visita de que los locales cayeran en la trampa y de esa forma poder acercarse. Pero esta vez no tembló el pulso a la hora de seguir distanciándose y concentrados en lo que había que hacer el equipo de Allboys continuo manejando las acciones por intermedio de la dupla Carbone - Dimarco y dejar el partido 45 a 36.

Último cuarto y sin sobresaltos más que la lesión de Milani, y un golpe brusco del jugador Diaz en contra de Pablo Grin quien instantes atrás se le había escurrido y convertido, que terminó con la expulsión por parte del colegiado y por suerte no pasó a mayores.
El Albo siguió conduciendo las acciones hasta los casi 40 segundos finales donde se entregó el balón de juego a los jueces para decretar el 62 a 45 final.

Triunfo un paso más para el tan ansiado ascenso...

Vamos muchachos un paso más y objetivo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario