domingo, 24 de septiembre de 2017

DK en Gualeguaychu...

Se terminó y esta vez a diferencia de la anterior el DK dejó de ser un equipo al cual se le podía ganar por 20. Ahora el DK llegaba a la final de la mano de grandes jugadores que reforzaron al de la temporada anterior.
Carlos Denegri nuevamente deslumbró y eclipsó a propios y extraños al dejarnos ver que todavía tiene la magia intacta.
Por momentos vi a Román Riquelme organizando y dirigiendo desde adentro de la cancha como si supiera que iba a suceder en el próximo segundo. Agradezco a quien haya que agradecerle, no solo por haber vuelto a compartir la cancha, el torneo, sino porque sos un amigo de toda la vida.
Otra incorporación de peso fue Pablo Rojas que con sus 2 mts debajo del tablero nos daba la posibilidad de bajar rebotes y anotar los puntos basura que tal vez solo nuestro Ernesto Carbone no podía apropiar.
Un gran jugador y mejor tipo todavía que se integro a un grupo ya conformado y cuadró al instante.
Martin "Lapro" Pacheco dejó todo en el terreno de juego persiguiendo a rivales hasta abajo del banco de suplentes, le falto tiempo de regreso y tal vez el año entrante esté más seguro el mismo con su propio basket.
De los ya conocidos darles las gracias por bancarme un año más en esta locura, darle las gracias es poco, por fumarme, por hacerme mejor jugador y por sobretodo de hacerme mejor persona.
Monoco siempre entregando el corazón en cada pelota se deja la piel y si tiene que dejar las 5 faltas en post del equipo lo hace sin problemas, conoce su rol y cuando está dentro del libreto es un guerrero.
Amore es un lírico y un tipo que tiene todo para ser mejor de lo que el cree que es. Sigo esperando que me crea, que haga el click y se de cuenta de sus condiciones. Igual su mejor versión siempre es la que viene, no me voy a dar por vencido y voy a lograr que seas el Diego que se que tenes adentro. TODO PASA y acá tus amigos están... ;)
Rony metió su mejor tiro en el momento que tenía que meterlo, nos dio la ilusión de cara a la remontada en la gran final. Un tipo simple que sus mejores crossover son con una rubia bien helada en la mesa.
El Pampa un león, es un animal y siempre voy a opinar así, un loco que te cruzas en la vida que es capaz de romperse con tal de que el equipo de un paso adelante. Sacrificio es su segundo nombre y no le teme a nada.
Girola es el comodín a mi entender, puede jugar de 1 de 2 y hasta de 3. No tiene problema y cuando se necesita un lanzamiento por elevación ahí está con su tiro llovido dispuesto para hacer lo que se necesite. Siempre alentando, gracias por hacerlo siempre hace bien unas palabras de aliento en los momentos difíciles.
Manu a pesar de su silencio y sencillez es un todo terreno, el tipo que hace el papel sucio debajo del aro, aunque es más bueno q Lasie, espero no tener q jamás cruzarmelo de noche en la calle, ni por algún tablero, sino de seguro soy yo el que termina internado.
El final para un fuera de serie como Erni que se banco el primer año casi solo y este año le pudimos dar un poco más de apoyo. Su señora y su hija que siempre acompañan a este titan de los tableros. Gracias a los 3 por darnos la posibilidad de seguir viendo a Erni en una cancha.

Por mi parte, gracias por dejarme ser el loco y soñador que soy, por aguantarme, por soportarme y por ser mis amigos. Por bancarme en esta ilusión de que por un momento más somos jugadores y sobre todo niños. La vida pasó y aún no entiendo como fue. Lo que tengo en la vida es lo mejor que me pasó, tengo a una esposa espectacular y una hija que es lo mejor que la vida me podría haber dado. Soy el tipo más afortunado del planeta y eso se lo debo a todos los que me rodean y me rodearon SIEMPRE. Para ellos que están ahí cerca o lejos, les doy las gracias por haberme dejado ser simplemente yo.
Diego Mariano Dimarco.

Hasta pronto y festejo el segundo puesto como el campeonato del mundo.

Los quiero muchachos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario