martes, 5 de septiembre de 2017

Aguardar, es peor que jugar...

Me parecía ilógico cortar las crónicas de los Martes y sentía que algo faltaba. Más allá que las mismas se emiten los miércoles esto de saber que no se juega y que el futuro rival anoche ya jugó hace que las ansias que recorrer mi cuerpo cada vez se hagan más notorias.
Tal vez es ello que haga que tenga la imperiosa necesidad de escribir y trasladar este momento al papel (hoy digital) no lo sé, tal vez sea porque lógicamente debían ser Olimpo o Velez. Porque cualquiera de los 2 que gane van a ser batallas épicas de esas que seguramente queden en el recuerdo.
Porque como no podía ser de otra manera todo vuelve a comenzar en este círculo de la vida y otra vez somos Velez, Olimpo, Allboys y posiblemente Estudiantil porteño que de no tener ningún contratiempo es claro favorito. Y acá estamos los mismos de la primera ronda peleando por un lugar que nos permita subir al siguiente nivel.
Un nivel donde dicen que están los mejores, yo no lo sé, no eh ido aún. Hoy los mejores para mi están acá y son a los que quiero enfrentarme cada martes por la noche. Hoy los mejores están a mi lado y disfruto de cada velada junto a ellos desafiando a otros. Hay días que toca ganar y hay días que toca perder pero es así. Tal vez lo entendí tarde, y aún claramente me cuesta entenderlo pero es lo hermoso de este juego, siempre da revancha. Una vez más Olimpo o Velez una vez más caras conocidas, de la infancia de hoy y jugadores que representan a su barrio a su niñez, ya no tanto por algo material sino por el placer solamente de botar el cuero naranja sobre el parque de madera. El mismo que me enseñó a caminar, luego a correr... El mismo que algún día me verá volver.
Vamos muchachos, a no perder la esperanza, vamos con todo y contra todos que el sueño está a la vuelta de la esquina. Se que podemos y se que tengo a los mejores a mi lado. Vamos a dar todo por lograrlo...!!! Gracias por semejante año, hacia tiempo que no disfrutaba tanto el basket.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario