miércoles, 16 de agosto de 2017

Todos los Martes son finales...

Y ese fue el título que utilizó, más que apropiado el Sr. CAPITÁN Julio "El Mago" Querejeta para sintetizar el partido que el Albo logró llevarse de Ramos Mejía en una siempre difícil cancha de Estudiantil Portero.
Así fue, los de Floresta cometieron el ilícito de robarse el partido frente a los locales a domicilio y poner paridad en la parte de arriba de la tabla.
Ya 3 veces se enfrentaron estos 2 equipos dando siempre espectáculo para quien los haya ido a ver. Anoche no fue una más sino un partido en que los dirigidos por Miraldi mantuvieron la calma hasta el segundo final cosa que no es frecuente en un equipo impulsivo como lo es el blanco y negro.
Un primer cuarto donde se destacó el jugador Cuarte quien fue el encargado de sacar ventaja para separase en el marcador, no obstante durante los segundos 5 minutos Allboys reacciono y no quiso dejar que le sucediera lo mismo que con Tortuguitas. A lo que mediante Amore y Dimarco pusieron paridad en la tabla para finalizar en 16 a 18 para la visita.
El segundo mucho más rispido, con roces que obligaban a los colegiados a detener el juego y poner paños fríos a los jugadores. Esto inclinó la balanza en favor del local que mediante los experimentados pivotes dejaron en claro que querían llevarse el juego.
Final 31 a 25.
Finalizado el descanso y los equipos a la cancha de cara al segundo tiempo, con un Porteño que pone a sus torres más el número 1 y figura del equipo para dar la estocada final y dejar al Albo sin chances. Pero al contrario de ello los de Floresta no se desesperar y buscaron las mejores opciones, fueron cautelosos y no se dejaron amedrentar por la talla, Carbone participativo sobre todo en defensa bajo rebotes y aprovechando las instancias emparejó el cotejo de forma tal que quedaron igualados en 46 de cara a un cuarto final de película.
Cuarto y último episodio en el cual se destaca la media distancia que supo acomodar a la visita por arriba en el tanteador y pasar la presión para el otro costado de la cancha. Ahora Porteño era quien tenía que buscar arrimarse y Allboys como veníamos diciendo mantuvo la calma para desde la línea de los suspiros siempre mantenerse unos puntos por encima.
Triunfazo del equipo de Floresta en tierras bonaerenses para acomodarse entre los de arriba y esperar en la última fecha en su casa a Institución Sarmiento que definirá las cosas para nuestro equipo de cara a la fase final de la temporada.
Gran juego y mucha cabeza fría para llevarse un partido siempre difícil y que es batacazo solo para el que no entiende de basket. El que si entiende sabe que Allboys es un equipo duro y que puede complicar a cualquiera.
Muchachos ustedes están logrando esto. A no bajar los brazos que el objetivo está a la vuelta de la esquina. Se puede y confío en que se logrará....!!! A por todo....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario