miércoles, 17 de mayo de 2017

Se cortó la racha

Luego de una racha de 5 partidos transitados por la dulce victoria, Vélez Sarsfield cortó con ella para brindar a los muchachos de Floresta una noche  amarga y sin sabor a buen juego.
Una derrota que trae esa sensación que ya conocían pero que hace poner la cabeza bajo agua fría y sobretodo poner los pies en la tierra.
1er cuarto parejo, estudiado, sin arriesgar demasiado ninguno de los 2 equipos, midiendose al máximo en cada una de las jugadas. Muy friccionado, con un Vélez que tomaba marcas en las cercanías del canasto en el que atacaban y presionaban a los bases para desorganizar al conjunto local. Final del parcial 13 a 13
Se siguió ejerciendo la presión sobre Julio Querejeta en el segundo chico y el Albo no podía encontrar el camino, desorientado y sin saber jugar el Basket que lo llevo a vencer tal vez en mi humilde opinión al mejor equipo de la zona como lo es Olimpo.
Vélez por su parte hizo su negocio, vino a jugar rudamente para tener aspiraciones al triunfo y ejerció su juego áspero el cual los árbitros del encuentro permitieron. La visita logra despegarse en el marcador por 23 a 26 una tendencia que desde ese momento Allboys no pudo volver a torcer.
Luego del receso del entretiempo un cuarto para el olvido de los locales convirtiendo tan solo 5 puntos en todo el cuarto, errando lanzamientos fijos, incómodos con la marca del rival y más preocupados por el colegiado que por volver a encontrar su Basket. Ese Basket que caracterizó el juego grupal sobre el individualismo que nada podía hacer frente a la férrea coraza que la visita tenía preparada. Finalizando el mismo 28 a 37.
Cuarto final y Allboys salió más decidido para intentar la remontada pero se encontró una vez más con una defensa insuperable para los locales en una noche que intentaban por todos los medios llegar al tablero del conjunto de Villa Luro...
Vélez conecto y flanqueo la defensa local de zona con una serie de muy buenos pases y un alto nivel técnico que inclinó la balanza para la visita y se lleva un triunfo importantísimo 40 a 52 de cara a la clasificación final.
Por su parte al conjunto local le viene bien la derrota para ajustar tuercas de cara a la segunda fase que esperemos sea la de arriba.
Volver a enfocarse en el juego grupal que tantos beneficios le trajo y entender que es una categoría ruda donde nadie va a dejar amedrentarse por una racha ni por nada que se le asemeje.
Momento de frenar la pelota y buscar su mejor versión que esto recién comienza.
Vamos muchachos que tengo mucha fe en el equipo, un tropezón no es caída, a enfocarse y volver a la senda que nos hizo ganar grandes encuentros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario